Carlos Mauricio Bernal

PACIENTE 123

Fortaleza

La cuarta escena es la Fortaleza. A través de 8 fotografías quiero expresar cómo el dolor está presente en mi diario vivir. En la imagen central vemos una pierna que recibe atención médica y en sentido contrario, se observa un zapato, “tirando hacia el otro lado”, como si fuera el subconsciente buscando huir del dolor.
En la parte izquierda del panel se encuentran 5 fotografías cargadas de contraste, color, fuerza, dinamismo y mucho ruido visual. Con estos recursos técnicos de la fotografía, junto con los pronunciados desenfoques, deseo representar la presencia de un dolor indefinido.
En la parte izquierda superior del panel se observa una fotografía que contiene el reflejo de una gorra. Representa a la “locura”, las múltiples personalidades que, en ocasiones, la enfermedad nos obliga a adoptar para hacernos fuertes.
En la parte inferior del mismo panel, se representa (a través de la imagen de una máquina con grandes botones) los niveles de sufrimiento que las personas estamos dispuestas a soportar o a padecer con sus diferentes grados e intensidades ya que no todos reaccionamos igual ante determinados estímulos positivos o negativos en la vida.
A la derecha del panel, nuevamente se afronta la realidad de la enfermedad personificada en una fotografía de hospitalización.
La fortaleza es un componente fundamental en la lucha por hallar motivos positivos ante la enfermedad. Así se desea terminar esta escena. Con ese punto de lucha y de “fuga” representado por la imagen de un café cerca del mar. Café que tomamos, en la primera oportunidad que tuvimos, después de la hospitalización.