Carlos Mauricio Bernal

PACIENTE 123

Dolor

Era tan fuerte el dolor que no me permitía usar adecuadamente las manos para abrir un sobre de azúcar que, finalmente, por el temblor de las mismas, rompo y queda esparcida sobre la mesa. Esa es la imagen central de la escena denominada dolor.
No todos reaccionamos igual ante los problemas, el dolor o determinados estímulos. Y la respuesta ante esas circunstancias que nos oprimen marcará nuestra manera de enfrentarnos a ellas durante toda la vida.
Este trabajo me ha permitido reconocer que mi respuesta ante los problemas siempre ha sido luchar por encontrar “luces en la oscuridad” y hallar optimismo ante la adversidad.
Las fotografías de esta escena (pasos en un hospital, apoyo en una ventana de tren, giros inesperados del cuerpo por encontrar una adecuada posición que calme el dolor) tienen algo en común con las descritas en las demás escenas: matices de color y formas abstractas, consecuencia de un fuerte temblor (desenfoque) en el momento de ser tomadas.
Aún así, se cuela en ellas mi “manera de ser”, mi particular punto de vista, siempre optimista aportando calma (dos fotos que acompañan esta escena) a mi vida ante el dolor.