Carlos Mauricio Bernal

PACIENTE 123

Melorreostosis

La primera escena aborda la “rareza” en su fotografía central. Algo desconocido, indeterminado que como factor en común despierta indiferencia.
En la parte izquierda del panel, vemos la negación e insolidaridad social a través de una mano que quiere ocultar la realidad. El dolor que atenaza la mirada en la intimidad de un baño y el inmovilismo médico representado en una consulta vacía, son las dos siguientes fotografías.
A la derecha del panel, además de la rareza, intento plasmar el drama humano que se vive en soledad y se termina la escena con una visión optimista que, como paciente y fotógrafo, siempre intento encontrar a través de las cosas más sencillas que me rodean.
Sólo en esta escena se coloca una fotografía por encima de todas las demás. Esta imagen significa la entrega, la compañía, la generosidad en el amor como único método y valor terapéutico superior a la dolencia y la rareza.