Carlos Mauricio Bernal

EL PRÍNCIPE DE LO FUGAZ

La fuerza y el poder de resistirse ante el olvido.

Nuestro tiempo de vida es insignificante con respecto a la “edad” del universo. Somos criaturas con un recorrido temporal muy corto, relativo e indeterminado.

Sólo existe una evidencia: desde que nacemos nos dirigimos irremediablemente hacia la muerte. Soy plenamente consciente de esta certeza, por ello, intento apasionadamente, a través de la fotografía, retener, congelar y testimoniar algunos de los momentos más mágicos que siento y vivo.

Esos instantes, cuando lo que observamos sobrepasa lo estético de la mirada y se cuela en nuestros espacios más profundos del recuerdo, son el objeto de este trabajo fotográfico.

Momentos que no desean ser olvidados, que luchan desesperadamente por “permanecer” allí en el mismo lugar donde surgió la magia por algunos instantes y desean hacerse eternos.

Para darle “vida” propia a esos instantes, necesidad se crea "El príncipe de lo fugaz"; un enigmático personaje oculto bajo una capa color granate, con el único “súper poder” de resistir y luchar contra el olvido.

“El príncipe de lo fugaz” es mi alter ego fotográfico. Me acompaña allí donde quiera que voy para intentar “perpetuarme”. Su presencia y su “mirada” es limpia, optimista, tranquila, sencilla y así caracteriza cada una de las fotografías escenificadas en las que participa. Posee un innegable afán por mostrarnos un mundo con gran belleza en el cual todos desearíamos estar.

Como compañero de viaje es ideal. Me aporta creatividad en una pasión compartida: la fotografía. Su deseo de agradar es evidente. Quiere combatir el dolor con esperanza, la locura con razón, el mal con el bien… y tiene una gran debilidad por protagonizar y enriquecer compositivamente las escenas en las que participa.

Intenta que cada uno de los observadores construyan sus propios recuerdos y compartan con él el terror que significaría que algún día puedan ser olvidados.

Así es el “príncipe de lo fugaz”. Bajo su capa impersonal pretende que el espectador comparta su manera de mirar, de sentir y de disfrutar el corto espacio que le ha correspondido vivir.

FICHA TÉCNICA

Proyecto iniciado en el año 2011.
Hasta el 2016 van 30 fotografías a color.
Trabajo que aún permanece abierto.